• headerIncendio

    headerIncendio

  • headerHospitalBN

    headerHospitalBN

  • headerIncendio2

    headerIncendio2

  • headerGente

    headerGente

  • headerHospitalNieve

    headerHospitalNieve

  • headerHospitalEntrada

    headerHospitalEntrada

Con la presencia una vez más del equipo médico de la Fundación Gantz, se logrará la intervención de 9 pacientes, 40 evaluaciones médicas. Entre ellos la incorporación por primera vez de usuarios adultos, además de la capacitación del  personal de salud  y  familiares.

En el marco del convenio suscrito entre Servicio de Salud Aysén y la Fundación Gantz, se está efectuando en el Hospital Regional Coyhaique, por segunda vez en el año, el operativo médico destinado a atender pacientes de lista de espera con problemas de fisura de labio y paladar, el cual en esta ocasión incluye la atención e intervención quirúrgica de pacientes adultos.

La actividad que se extiende durante dos días contempla un trabajo coordinado de ambos establecimientos permitiendo así la realización de 9 cirugías, entre ellos 5 menores y 4 adultos, además de charlas educativas a los familiares y funcionarios de Pediatría, Neonatología y Maternidad en materias de “cuidado y alimentación de los niños fisurados, cuidados pre y post operatorios de las cirugías”, según indicó el cirujano pediátrico y coordinador operativo del Hospital Regional Coyhaique, Rodrigo Verdugo.

El profesional explicó que la fisura labio palatina se presenta en uno de cada quinientos niños que nacen en Chile. Es una patología cubierta por el plan AUGE y que  en nuestra región es tratada  mediante un convenio con la Fundación Gantz de Santiago, institución de prestigio internacional que cuenta con un equipo multidisciplinario altamente especializado en este tipo de patología.  La presencia de esta entidad en la región se materializó por primera vez en diciembre del 2010, y a la fecha suma cuatro exitosos operativos. El equipo que concurrió esta vez, fue encabezado por el Dr. Carlos Giugliano, cirujano plástico infantil y actual director médico de la Fundación Gantz, e incluyó además de cirujanos a ortodoncista, enfermera e instrumentista quirúrgico.
 

Testimonios

Dentro de las cirugías programadas por equipo se llevó a cabo la segunda intervención de una paciente de 1 año cuatro meses. Su abuela Adrina Uribe Inostroza dijo “estar muy agradecida de los médicos de la Fundación Gantz y del Hospital Regional Coyhaique, ya que mi nietecita nació con el labio y el paladar fisurado completamente y era muy triste verla así; hoy gracias a las intervenciones está muy bien y le ha mejorado notablemente su calidad de vida”, precisó Adrina Uribe.

Al respecto,  el cirujano plástico Rodrigo Verdugo, señaló  que la intervención de esta menor portadora de una fisura completa que incluía todo el labio y paladar, requiere de varias intervenciones para lograr una exitosa reparación de las lesiones más complejas, así “en enero de este año se realizó la intervención de cierre de labio, y en esta segunda  ocasión se llevó a cabo el paladar”, todo de acuerdo a sus tiempos y edades”, puntualizó el facultativo.

Carlos Giugliano, cirujano plástico infantil y actual director médico de la Fundación Gantz indicó que “no existe una edad tope para intervenir a un menor con estas características. No obstante, es importante sugerir a la población la operación a una temprana edad para la obtención de buenos resultados de las cirugías”. En este sentido, explicó el profesional, “lo ideal es que el labio sea operado entre los tres y los seis meses y el paladar entre los 12 y 18 meses. La cirugía que busca mejorar el habla en caso de que no haya un funcionamiento adecuado se realiza entre los 4 y 5 años. Posteriormente, es necesario realizar intervenciones sobre el labio  y la nariz entre los 8 y 15 años. Finalmente, la cirugía al esqueleto facial a partir de los 12 años”.

 

Incorporación de adultos

La novedad de este reciente operativo fue la incorporación de mayor número de pacientes en edad adulta. Según el cirujano Rodrigo Verdugo, esto se debe “gracias a la regularidad de operativos realizados, así los niños han podido ser atendidos y operados en una edad adecuada, ya sea en Coyhaique o en la fundación en Santiago, y de esta manera nos ha permitido ir aumentado la edad de atención de nuestros usuarios sobre todo aquellos secuelas funcionales y estéticas importantes”, precisó.

En esta ocasión también se realizaron varias charlas de capacitación específica para profesionales provenientes de distintos lugares de la región, así como  a los padres y adultos portadores de esta patología.


Hospital en Youtube

Siguenos en Twitter

Siguenos en Facebook